¿Qué es el pensamiento dialéctico? La herramienta del desarrollo adulto

 En Coaching 4 Evolutions. Las Etapas del Desarrollo

Empecemos por aclarar que podemos diferenciar dos dimensiones cuando hablamos de procesos mentales:

  • La dimensión emocional es la que se refiere a «cómo nos sentimos». A veces se denomina socio-emocional porque incide directamente en las relaciones sociales. Estudia nuestras emociones y motivaciones.
  • La dimensión cognitiva es la que corresponde a «como pensamos». Estudia nuestros pensamientos, for sale nuestra capacidad de pensar.

Son dos caras de la misma moneda . No se puede pensar sin sentir y viceversa. Pero, pilule aunque estas dimensiones son absolutamente interdependientes, se hace esta distinción para comprenderlas mejor.

La Teoría del Desarrollo trata muy profundamente la dimensión cognitiva (la que se ocupa de cómo se producen nuestros pensamientos), con autores como Laske, Basseches o Bhaskar, entre otros. Analiza con detalle la evolución de las personas en su capacidad de “pensar el mundo”. Explica cómo aprendemos a pensar a lo largo de la vida, un campo apasionante.

Mientras que la dimensión socio-emocional ha sido ampliamente investigada y utilizada por el coaching, la dimensión cognitiva, quizá por su complejidad, no se ha desarrollado en la misma medida.

La comprensión del mundo de un ser humano depende de su capacidad de pensar. En la medida en que podamos desarrollar nuestra «conciencia» sobre lo que sucede y nuestra capacidad de «reflexionar» sobre ello, nuestra concepción del mundo será más completa… y eficaz!

En la Teoría del Desarrollo se muestra cómo, en nuestra madurez, podemos alcanzar un tipo de pensamiento superior, lo que denominan «pensamiento dialéctico«, concepto que nació con Platón

¿Te gustaría saber en qué consiste? Pues no sólo descubrirás qué es el pensamiento dialéctico, sino que vas a ver cómo provocarlo.

Podemos avanzar que los resultados del pensamiento dialéctico para una persona son:

  • Proporciona una visión más completa del mundo y más adaptada a sus necesidades y desafíos.
  • Faculta a la persona para:
    • Tomar decisiones y  crear alternativas en situaciones desafiantes.
    • Adquirir una visión más flexible de la realidad, pudiendo valorar diversas perspectivas que permiten enriquecer situaciones complejas.

¿Qué es el pensamiento dialéctico?

«La función de nuestra mente es crear coherencia entre nuestras creencias y la realidad que experimentamos» (Bruce Lipton, La Biología de la Creencia).

El desarrollo de la capacidad de las personas de “pensar el mundo” es una continua lucha por comprender aquellos acontecimientos externos que desafían esta comprensión, que la superan. Pensar es nuestra principal capacidad biológica para sobrevivir o crecer sean cuales sean las condiciones externas. Seguimos en ello las mismas pautas que la evolución natural.

El ser humano consigue adaptarse a los desafíos externos cuando es capaz de comprender aquello que antes veía como un “caos” inexplorado.

Un ejemplo sencillo de cómo construimos nuestra idea de la realidad:

Tomemos un concepto, por ejemplo “mesa”, y pensemos en alguien que no lo conoce ¿Cómo lo explicaremos de la forma más precisa? ¿A través de una descripción de sus características o de sus relaciones? Analicemos las dos alternativas:

  • Podemos describir las características de la mesa, como “la mesa es un objeto de madera que se compone de una tabla apoyada en cuatro patas en cada una de sus esquinas”.
  • O podemos explicar una relación relevante de la mesa (con el ser humano, su usuario), como por ejemplo “la mesa es un objeto que usa el ser humano para poner cosas encima para comer y, en general, operar sobre ellas.”

Identificar con qué se relaciona la mesa (la segunda opción) nos facilita mucha más información. La primera sería un análisis de la mesa como un elemento aislado del resto de la realidad. Esto es irreal desde el punto de vista del pensamiento dialéctico, pues todo existe en relación con todo.

De hecho, hay mesas de 3 patas, o con una pata central y otras que son un bloque. También, muchas mesas no son de madera. Piénsalo ¿Hay mejor forma de definir una mesa que si explicamos para qué sirve? Es decir, si queremos explicar bien lo que es una mesa, la pondremos en relación con su contexto. Lo mismo haremos si queremos activar el pensamiento dialéctico.

Una de las cuatro formas de profundizar en la comprensión de la realidad es la de «relación», es decir, la de preguntarnos “¿con qué se relaciona este concepto?”

Hay muchos ejemplos de utilización del proceso de pensamiento dialéctico en la innovación empresarial. Si tomamos el ejemplo del smartphone, veremos que, consciente o inconscientemente, se ha unido el concepto “teléfono” con el concepto “entretenimiento” y el de “internet”, creando un nuevo universo nuevo a partir de estos tres mundos que estaban absolutamente separados hace unos años. Lo decisivo para lograr este invento no fue un avance tecnológico (la tecnología llevaba tiempo disponible), la verdadera clave fue producir este pensamiento dialéctico.

Se trata de un proceso parecido al que hemos explicado con el sencillo ejemplo del concepto “mesa”: poner un concepto en relación con otros. Para que alguien que no conoce el concepto «mesa» lo comprenda, podemos decirle que se complementa con el concepto «silla», lo que le completa y le da más alcance. Esa relación aumenta exponencialmente sus posibilidades. Todas esas relaciones son, precisamente, lo que significa la mesa para ti. Solo hace falta imaginarse: ¿Qué sería para ti una mesa si no existiera la silla?

Pongamos la mesa en relación con otro concepto: por ejemplo con el concepto “quirófano” ¿Cómo cambia su significado cuando decimos “mesa de quirófano”? ¡Ya hemos realizado una innovación!

¿Cuántas soluciones te esperan si relacionas un viejo problema con una nueva idea, o con una nueva capacidad o recurso? ¡Cuántos insights viene con frases como «Claro, puedo hablar con él con la misma actitud que cuando hablo con mi hijo!…» Este es un ejemplo del pensamiento dialéctico en coaching: relacionar cosas que antes no relacionabas.

Podría decirse que el coaching es la disciplina que ayuda a producir pensamiento dialéctico.

Fíjate que curioso, definimos mejor las cosas por sus relaciones que por sus características. Es decir, algo que no es A (la relación con los conceptos «persona» o “silla”) supone una mejor explicación del significado de A que lo que puede proporcionar cualquier característica o atributo (“es de madera”).

Lo que acabamos de ver corresponde a una clase de pensamiento dialéctico, la de relación. La veremos con detalle en otro artículo, junto a las otras tres clases: proceso, contexto y sistemas en transformación.

El proceso de desarrollo mental a lo largo de nuestra vida puede verse como una mayor comprensión del mundo exterior. Esta mayor comprensión implica poner en cuestión la interpretación de la persona. Cuanto más alcanza la persona a comprender el mundo, comprendemos la subjetividad de nuestra perspectiva. Eso es sabiduría y, afortunadamente, es algo que ganamos día a día con nuestro crecimiento mental ¡La madurez tiene algo realmente bueno!

El pensamiento dialéctico tiene como premisa pasar de una comprensión estática de la realidad, en que todo está aislado, a la construcción dialéctica de la misma, en que todo se relaciona con todo. El mapa de la realidad de cada pensante depende de los conceptos o situaciones que decida combinar. «Pensar bien» implica tener más capacidad de combinar conceptos. Como se ve, el pensamiento dialéctico no confronta al pensamiento lógico-formal o convencional. Realmente es una condición previa. Podemos decir que el pensamiento dialéctico incluye y trasciende al pensamiento convencional.

Nunca dejaremos de ver que la mesa es de madera o de hierro, o que tiene cuatro patas o tres, ¿verdad? Nos interesa conocer esta descripción de los conceptos aislados. Lo que hace el pensamiento dialéctico es enriquecer la comprensión de la realidad que proporciona el pensamiento lógico-formal.

Artículos recientes
Mostrando 2 comentarios
  • (DOC) - IVAN GUZMAN CASTELLANOS
    Responder

    Muy buena explicación. Muchas Gracias.

  • Israel
    Responder

    Gracias, estaba buscando una definición del P.D y aquí me aclaró este. Ya que estoy leyendo a Adorno en Mínima Moralia.

Deja un comentario