Los cuatro principios de la dirección. Solución de problemas y aprendizaje desde el talento

 En Equipos y Liderazgo. Coaching con Lean para Organizaciones, StarT. Emprendimiento desde tu Don

1. Suave con las personas, duro con el problema

  • El máximo respeto hacia las personas no impide ser inflexible en orientarse hacia la solución del problema.
  • Superar la tendencia a “encarnar” el problema en su mensajero (quien lo tiene).

2. Triángulo del desempeño: orientación, motivación y capacitación

  • Es calve para enfocar la conversación de desempeño
  • Los tres vértices se retroalimentan.
  • Se engranan en la conversación de desempeño.
  • Manejar bien los objetivos y el estado emocional de la persona es clave.

3. Sacar los cocodrilos de debajo de las alfombras

  • Cuando el conflicto latente se soluciona solo no es necesario.
  • Cuando no es así, hay que ser valiente y sacarlo a la luz con una estrategia sutil y cuidada.

4. Dirigir por consecuencias más que por castigo o recompensa

  • Se le ofrece: Participar en un reto vs Cumplir instrucciones o normas.
  • Cuando el jefe es la fuente de castigo y recompensa, la relación se ve afectada. El colaborador/a puede sentirse inclinada a influir en el juez más que en desempeñar bien (rebeldías o peloteo).
  • Las consecuencias son “impersonales”: tienes menos tentación de cuestionarlas o “enfadarte” con ellas que con el jefe que castiga o recompensa.
  • Si la persona es consciente de las consecuencias, dirigirá sus intuiciones hacia la solución de forma autónoma.
  • La clave: una buena comunicación y claridad en las reglas del juego.
Artículos recientes

Deja un comentario